jueves, 18 de junio de 2009

versos blancos al Cristo de Báscones


Nota

cristo yacente 2

(*)


El Cristo de Báscones

yace;

hace el amor,

aunque parezca inerte.


Yace, blanco,

el Dios-Hombre,

al que los hombres

continuamente fornicamos.


Luce el blanco

sereno de la cara,

que está besando la prístina brisa

de esta tierra helada.


Un céfiro blanco

desenreda sus pelos

nacarados,

como una nieve escasa.

Y un remolino blanco

cose su pelo al suelo,

virgen y cande.


El Cristo de Báscones

yace;

hace el amor,

aunque parezca inerte.


cristo yacente (*)


Yo me atrevo a ponerlo

de pie,

- yo, de rodillas, suplicante -;

y el Cristo de Báscones sonríe;

deja de yacer, dormido.

Y un remolino blanco

cuelga su pelo del cielo,

virgen y cande.


El Cristo de Báscones

yace;

hace el amor,

aunque parezca inerte.




Es como esta tierra, que espera;

yaciente,

paciente,

y blanca.


Bombilla


(*) El Cristo de Báscones

(Victor Báscones es escultor, Gradefes, León)

Bombilla

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES