miércoles, 13 de febrero de 2019

Desgajar e injertarme

"Desgajar e injertarme"



 Qué hermoso desgajarme en un poema,
 para injertarlo en tí.
Sólo así será verdadero.


***                                      (Virgilio, en Geórgicas, Libro II, dice algo parecido a esto:

Hay más de un modo de injertar los árboles y de introducir en ellos las yemas de otros. En aquella parte en que éstas brotan, en medio de la corteza, y cuando rompen sus tenues películas, se hace en el mismo nudo una incisión, y por ella se introduce el pimpollo de otro árbol, que prende y crece en aquella húmeda corteza interior, o bien se sajan los troncos lisos y se abre desde arriba una raja en lo sólido con cuñas, por donde penetran feraces renuevos, y no pasa mucho tiempo sin que levante hacia el cielo un robusto árbol sus fructíferas ramas, asombrado de su nuevo follaje y de sus ajenos frutos.)




Una rama se separa de mi tronco,
que es un trozo de las partes
que antes eran mi todo.


La arranca un suave céfiro,

sin truncarla;

es decir: sin violencia.

Es un cortar pacífico y amable:

es mutilar suavemente un ápice,

deteniendo el recorrido de la savia,

hasta desfigurar el rostro visible
de la vida, y figurarla
en otra vida.

Injertar es ingerir.
Y esto es siempre llevar dentro.

Hasta asombrar al cielo

con mi follaje nuevo,
y los frutos ajenos.


(agf)

Qué hermoso desgajarme en un poema,
 para injertarlo en tí.
Sólo así será verdadero.


###


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

ÍNDICE DE CATEGORÍAS:

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES