jueves, 26 de enero de 2012

la puerta del alma


La puerta del alma

Mírame, madre , a los ojos,
y nacerá en mi la alegoría platónica
del conocimiento.
Escarba en el blanco de mi pupila,
y rómpeme  la sombra cavernosa
de las ideas equivocadas.
Abre la puerta,
dame a la luz.
 - eso es parirme - ,
y regálame la luz, que es el mayor regalo de los dioses.

Mas, con abrir los ojos no es suficiente.
El proyecto de hombre ya palpita en el seno
de la madre, que es como una diosa;
pero allí es sólo un hato
de misteriosas
sombras.
Y abre los ojos a la luz,
buscando los ojos de la madre.
Ella lo mira,
cuajada
de un sonrisa en la mirada.
El niño, - afuera ya -,  balbucea desde dentro,
- desde su adentro -; 
abre los ojos...
pero abrir los ojos no es suficiente.

La cálida sonrisa de la madre
se transforma,
y repite el parto: de feto a hombre.
Mas, con abrir los ojos...
no es suficiente.

Hay que abrir la puerta a la luz,
y la luz nos quemará,
en una llamarada.
Si no me das a la luz,
(si no me das a luz)
y te conozco, madre,
seré un ciego, sin alma...  No servirá de nada. 

(agf/26.01.2mil12)
                   ..............................................

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero tu comentario amable. Me ayudará a mejorar. Gracias.

OTRAS ENTRADAS ANTERIORES